Siglos de trabajo




Cultivada en zonas de secano con humildad, trabajo, esfuerzo y dedicación por una gran mayoría de pequeños agricultores que han traspasado sus tierras de padres a hijos por varias generaciones. Hasta que en 1850 las primeras cepas francesas fueron introducidas en Chile, dejando la uva “País” a un lado y posteriormente olvidada en el tiempo con un futuro incierto.